La forma en que su producto interactúa con los consumidores y sus canales de distribución, contribuye significativamente a los resultados de la empresa reforzando los valores de marca .